domingo, julio 17, 2011

No estoy pa ná

Sí, ya sé, tengo esto abandonado. Tengo muy buenos propósitos: ordenar los armarios, leer ese libro que me regalaron, llevar las alfombras a limpiar, arreglar el bajo de esos pantalones que se ha descosido... Algunos, a la fuerza ahorcan, los ejecuto. Pero otros ... es que, ¿de qué voy a escribir? ¿de los resultados electorales de hace dos meses? ¿del 15-M? ¿de Paquito Camps y esos trajes que se los pagó él (todos) y que ahora resulta que sí, que se los regalaron, pero como presidente del PP y no de un gobierno autonómico?, ¿de Mourinho? ¿de los mercados, la deuda soberana y la prima de riesgo? ¿de Murdoch y la villanía que supone espiar los teléfonos de víctimas de delitos y otras abominaciones? ¿de la cara de Cameron? ¿del embarazo de Carla Bruni? ¿de la ruptura de David Bisbal? ¿del lío que se está montando con la nueva ley de residuos? ¿de Paco Cascos más viejo y acanallado de lo que le recuerdo tomando posesión con un tercio de los votos? ¿de IU absteniéndose en Extremadura? ¿del hundimiento de Argentina en la Copa América de fútbol? ¿de la humillación de USA en la Copa Davis después de construir una pista ultrarrápida para sacar ventaja sobre las ratas de tierra? ¿de ....
Pues sí, de todo eso se me ha pasado por la cabeza escribir, pero el calor me hace perezosa. ¿Y que voy a decir que no se haya dicho  ya? Las neuronas prefieren dormitar ante este calor propio de un baño turco.
Y lo único que me apetece es una cerveza bien fría (una cristal helada, como en conversaciones en la catedral) y amodorrarme.

5 comentarios:

Laura Uve dijo...

Casi todo está dicho, cierto. Pero tu opinión no la sabemos los que te seguimos..., por otro lado, el plan de la cerveza helada y el amodorramiento... hmmm... suena bien.

Un abrazo!!

Folken dijo...

Yo no me quejaría de lo de la Copa Daví

pcbcarp dijo...

Yo estoy igual, pero seguro que con más calor, que esto es Madríz. Las digestiones son pesadas y encima ayer tuve un bautizo inexcusable con cura Kiko.

Reconozco que he estado a punto de hacer un postio sobre ello, pero tampoco, que luego la gente se me ofende.

Cuídese y no renuncie a las cervezas heladas, que reconfortan mucho.

Ricard dijo...

Aún buscas la utopía de Siete días en Nueva Creta de Robert Graves

Alicia Liddell dijo...

Laura, como es habitual mis opiniones oscilan entre lo incendiario y la nostalgia. Viene a ser lo mismo.

Folken, no me quejo nada más que de la hora, que me dormía siempre al final del tercer set y es que una ya no puede trasnochar ni por el tenis

Pcb, ¿pero va usted a bautizos? ¿y con curas kikos? Muy grande tenía que ser el compromiso.

Ricard: a Robert Graves le busco hasta debajo de las piedras. Hoy mismo, lo que son las cosas, he reclamado airadamente que me devuelvan la colección de dvd de Yo, Claudio.