lunes, noviembre 09, 2015

Un año a peor (1)

Hace un año que no transito por aquí. Y no es pereza, es aburrimiento. ¿Qué más se puede contar? Esto no mejora y no me siento en absoluto esperanzada de que el próximo 20D -que cojones tiene el amigo Rajoy- vaya a mejor.
El asunto de Cataluña, francamente, me produce un hastío infinito.
La continua manipulación informativa del Gobierno que produce náuseas.
La incompetencia de la oposición me da lástima.
Las supuestas alternativas -Ciudanos por la derecha y Podemos por la izquierda- resultan cada vez más familiares. Y casi, casi, diría que Ciudadanos me parece menos acomodaticio que la formación de Iglesias: no tengo seguridad en casi nada de qué programa de gobierno van a presentar, porque cada vez acomodan más su discurso a los resultados de las encuestas.
En el panorama internacional la cosa está mucho peor. Ya ni nos conmueven las criaturas muertas por nuestra propia desidia, por ese mirar hacia otro lado.
Esa manera de llevarse las manos a la cabeza porque "nos invaden", regateando el número de refugiados a acoger y mientras se regatea siguen llegando miles y miles de desplazados por las guerras. 17.000 se comprometía España a acoger. 17.000 es, más o menos, el 20% de ocupación del Camp Nou.
Venga, hombre, ¿en toda España no podemos acoger más que a un 20% de esa medida ya universal del estadio?
A ver si la indignación me espolea y empiezo a recurrir a esta válvula de seguridad que es el blog.