martes, mayo 20, 2008

La Filarmónica se quema


Hace unos días fotografié el magnífico edificio de Sharoun. Hoy es pasto de las llamas.


2 comentarios:

Alma Cándida dijo...

Qué extraña sensación, ser testigo de la gloria y verla tan seguido ardiendo...

el escríba dijo...

Una de mis aficiones es fotografiar edificios y barrios en peligro de desaparición.