miércoles, marzo 26, 2008

Chorradas varias postvacacionales

Reconozco que estoy vaga o falta de inspiración. Estaba convencida que durante la semana vacacional –aquí, en el Califato, enganchamos una semana enterita de martes a martes por mor de la productividad laboral- me iba a poner al día. Pero no ha sido así. Han sido vacaciones con suegra, con lo que ello supone de desastres farmacológicos imprevistos que incluye una sobredosis de tranquimazin (o como coño se llame) del can, que se pasó un día enterito endrogao y dándose de leches por todos los rincones.

Si a eso se añade que la susodicha exige dos platos de caliente comida y cena –con lo aficionada que soy a darle a la peña una ensalada y que se apañen con el fiambre para la colación nocturna- y que se hizo ama y señora de sofá (las tres plazas) y el mando de la tele que por alguna razón desconocida se quedó encasquillado alternativamente entre Tele 5 y Antena 3, se comprende que avancé sobremanera en mi lectura de la Historia de la Arquitectura Contemporánea desde 1900. Un hermoso tocho de 700 páginas para mayor gloria de Mies, Wright y Charles Édouard Jeanneret.

En fin, basta de lamentaciones por cuestiones baladíes, porque se nos ha muerto Rafael Azcona, lo que significa que este país es un poco más estúpido. Tengo entendido que también, en este periodo que media entre la anterior entrada y ésta, Rodríguez Zapatero ha logrado la confianza de más votantes que Rajoy.

Así que a Rajoy sus supuestos amigos y declarados enemigos (que son los mismos) le están diciendo más que a un perro sarnoso y que Iñaki Gabilondo arenga todas las noches a Zapatero con lo que tiene que hacer, apelando a la autoridad que le da, a Gabilondo, no haberse presentado a las elecciones.

Tiene gracia la cosa que los plumillas se empeñen en adoctrinar a los políticos sobre “lo que tienen que hacer”, como si fueran el oráculo de Cumas o el Papa, que vienen a ser lo mismo por aquello de la infalibilidad.

Mientras tanto, los españolitos han enloquecido esta Semana Santa gracias a un euro 1,56 dólares y se han lanzado como turbas posesas a las tiendas de Time Square y Chinatown a la compra de tecnología, ropa y lo que sea, resucitando aquel famoso “give me two”. De hecho me estoy planteando adquirir una vivienda por allí, aprovechando la hecatombe inmobiliaria que asola el rancho de Bush.

9 comentarios:

Fer dijo...

Rebienvenida al ciberespacio, ahora que todo se tranquiliza en casa.
Uno: es asombrosa la querencia de nuestros mayores por la Uno, la Tres y la Cinco; yo no sé a qué esperan los sociólogos para destripar este hondo misterio.
Dos: lo del perro no es nada comparado con el gato de L., que tiene menos de un año y ya necesita Indasec tras una fallida extracción de piedras en el riñón (al final resultó, lo que son las cosas, que tiene la vejiga medio atrofiada, el pobre).
Tres: lo de Azcona es cierto, ha bajado el promedio de inteligencia del país. Nuestra esperanza es que la Esteban no vuelva a procrear, ¡dios nos libre!
Cuatro: la cadena de Gabilondo, que (será por la vejez) está enturbiando su hoja de servicios, con lo bien que estaba en la SER.
Cinco: a Rajoy empieza a resbalarle todo, después de presentarse en Valencia cual fallera mayor para descansar.

Folken dijo...

Mujer, si quiere un pisito en los USA nada mejor que Detroit, donde puede conseguir un piso grande y céntrico por diez mil euros.
Eso si, los diez guardaespaldas, las armas automáticas y semiautomáticas y los machetes no van incluídos, y en la ciudad más peligrosa del universo mundial suelen ser útiles.

Capazorros dijo...

¡Vacaciones con suegra!¡Dios santo!
Y si, se fue Azcona. Dos de mis películas favoritas son de él; El verdugo y Placido.

Mª Ángeles dijo...

Hola, tienes un premio en mi blog.
Te lo he dado porque el tuyo me ha gustado mucho.
Me gusta como escribes.
Saludos

Hugo Izarra dijo...

¿Te acuerdas de Asmadeus, pequeña Alicia?

Alicia Liddell dijo...

Sr. Izarra: Difícil olvidarlo. Es imposible dejar de añorarlo.

Muchas gracias, Mª Angeles.

Estimado Capazorros: Espero que me tenga presente en sus oraciones.

Alma Cándida dijo...

Tiene mérito leer con las cadenas televisivas citadas de fondo... ¿Se puso cascos, Alicia?

Lo de cocinar a la fuerza dos veces al día le ha supuesto la santidad, siga así que su suegra le depara, fijo, un puesto en el paraíso (¿las mujeres tendremos hurones, si ellos tienen huríes?).

Saludos.

Hugo Izarra dijo...

;)

SirenaVarada dijo...

Hola MªÁngeles, ésta es la primera vez que paso por tu blog y creo que me he quedado enganchada a tu sentido del humor.
No puedo evitarlo pero me encanta la ironía y la amenidad. Si no te importa volveré a por más
Un beso