miércoles, mayo 19, 2010

Usted, en mi lugar, haría lo mismo

Pido una reforma urgente del Código Penal. Exijo eximente completa para los homicidios en los que concurran determinadas circunstancias.

A lo mejor soy yo, que no uso el transporte público más que cuando viajo, así que hasta hoy -por una acumulación de hechos-no me había planteado seriamente arrebatar la vida a al menos cuatro personas. Y son muchas para menos de 24 horas.

La cosa empezó en el tren hasta Madrid. Un viajero dos filas más atrás estaba “hasta los huevos de tanto cachondeo. Este tío me va a oir”. Cuando llevábamos así cuatro o cinco minutos decidí ponerme los auriculares que gentilmente obsequia Renfe, porque la conversación del fulano me impedía concentrarme en la novela que me había comprado en la estación.

Transcurrió el viaje sin más incidente. Pero por la tarde, mientras regresaba al hotel en autobús urbano, una piruja aseguraba justo detrás de mí que “me van a sacar una historia con Víctor Janeiro (…) y nos han invitado a visitar unas bodegas de Rumasa”.

La del asiento al otro lado del pasillo informa a todo el autobús que Luisa está embarazada y que ella, la del autobús, tiene ocho exámenes en las próximas semanas y no puede salir de marcha. Pero mientras esta última -llevamos ya más de 10 minutos de conversación- sigue hablando con su amiga recién casada (Luisa), la del asiento delantero eleva el nivel a niveles insospechados.

“Pues lo que tiene que hacer tu padre es ir al notario, lo que uno hace cuando se está muriendo es testamento”.

Señor juez, usted en mi caso ¿no les reventaría la cabeza a todos?. ¿Por qué la gente te empeña en ventilar a voces por el móvil asuntos privados en espacios públicos?

5 comentarios:

pcbcarp dijo...

Ya ni siquiera puede uno fingi ante sí mismo que está haciendo un trabajo de campo para su próximo postio sobre antropología cultural, o zoología. A menudo me viene a la cabeza la vieja máxima de un amigo: "Matar, Destruir y Exterminar" (matarlos a ellos, destruir sus propiedades y exterminar a su progenie para que no pueda vengarse)

Folken dijo...

Parece que no lo entienden, caballeros y caballeras: El Gran Hermano tiene problemas de audición, y aquellos de quienes se quejan sólo colaboran a que él sepa lo que sucede con sus vidas. ¡Viva nuestro Padrecito!


patonixa

Fer dijo...

Yo haría algo parecido con los gentiles prohombres (y promujeres) que difunden las excelsas cualidades de su melomanía con el móvil -o la música de su coche- a todo volumen.

PD: para que le saquen algo a ésa con el tal Víctor Janeiro... no sé, mejor que le jodas la exclusiva.

El chicharrero terrible dijo...

Si me permites te aconsejaría lo siguiente:

Llama a Victor Janeiro y le encargas que te localice a estos cuatro individu@s. Los citas en una bodega chula de Rumasa y les dices:
"Oidme. Me teneis hasta los huevos,!basta ya de cachondeo!. Teneis ahi papel y lapiz para redactar vuestro testamento que en brece os voy a reventar la cabeza."
Acto seguido llamas a éste, el del antiguo TomatE y le dices que has preparado una historia con Victor Janeiro. Tras terminar la llamada le espetas a los individuos:
"Rapidito que tengo exámenes y me estoy pensando si ir o no de marcha esta noche con Luisa".

:):)

No te agobies con el personal, que bastante ya tenemos con la realidad que se nos viene encima.

Capazorros dijo...

Si es que se ha fusilado poco y mal.
Un saludo.