jueves, junio 22, 2006

Cabreo


Hoy estoy especialmente cabreada. El motivo, la aprobación de la nueva Ley de Propiedad Intelectual. Proclamo que soy una delincuente. Bajo música de la red –y la comparto- sin pagar más que la conexión de adsl.

La nueva LPI me va a cobrar, por ejemplo, por grabar mis propias fotos en un cd. Por poner en una memoria usb mi trabajo. Por descargar en mi pc las fotos de mi cámara digital. Por escanear las fotos de mi cámara analógica. Por enviar una foto a través del móvil …

Tengo serias dudas, además, de cómo se va a distribuir la recaudación ¿Me tocará a mí algo si alguna de mis fotos aparece en otro soporte? Me temo que no.

A mí no me importa pagar por la música, pero que alguien me explique cómo consigo la discografía de Parálisis Permanente si no es en la red. O la de Joy Division.

Que me digan como consigo películas que están descatalogadas y que no hay esperanzas que se reediten.

Además parece que los bucaneros de la SGAE atemorizan de tal manera a los políticos que estos sin rechistar les lamen el culo. Y si hay una sociedad poco transparente, esa es la SGAE.

Maldición eterna a la SGAE, al canon y a esa pandilla de filibusteros.

2 comentarios:

ispahan dijo...

Te acompaño en el sentimiento. Desconozco el contenido de la ley pero estoy seguro de que seguirá ampliando las barreras del campo. Muros y peajes indignantes para los consumidores inocentes que disminuyen insignificantemente los millonarios ingresos de esa asociación de corsarios. Da la impresión de que los politicos no se atreven a frenar la avaricia de esos infames recaudadores. Ahi se pudran con su paranoia y sus canones abusivos.

sfer dijo...

amén