jueves, marzo 15, 2007

Series de antaño (7): El fantasma del Louvre

No ví esta serie. Bueno, sí, pero no. Me pasaba toda la proyección con la cara tapada con una manta o las manos si no había ninguna a mano. Pánico me provocaba. Y aunque no la viera, la sufría y pobló durante algunas semanas mis sueños de pesadillas y terror a la oscuridad.
Belphegor, el fantasma del Louvre, es una de las pocas -quizá la única- series francesas que causó furor. Era en blanco y negro, por supuesto. No voy a contarles el argumento, porque hace pocos años se hizo una versión cinematográfica -en color, claro- protagonizada por Sophie Marceau en el mismo papel que interpretó en su día Juliette Greco.
Belphegor, con ropones negros y un rostro oculto siempre bajo una máscara, deambula por el Louvre y París dejando un rastro de muerte. Acecha en los rincones, nunca se sabe dónde va a atacar, se puede ocultar en cualquier sombra. Y yo, que estaba en mi más tierna infancia, pasaba un miedo atroz.
Tanto que muchos años más tarde repusieron la serie -creo recordar que constaba de cuatro episodios- en la Filmoteca Nacional en una sóla sesión. Para mí que perdieron el tercer episodio.
Y ya mayor me pareció una serie que no asustaba nada de nada. Era casi entrañable. Y hasta me sentó mal que no me diera miedo, como si destruyera una de las creencias más asentadas de mi niñez. Vaya, qué decepción.
Luego ví en un canal de televisión la nueva versión, con mucho efecto especial y todo eso que ahora enmascara la ausencia de un buen guión. Y la Marceau no es la Greco, qué demonios.

15 comentarios:

Fer dijo...

Efectivamente, Alicia, la película (La sombra del faraón, creo que se llamaba) es peor que pegar a un padre y escupirle en las llagas.
No vi la serie original, pero tampoco es que sea difícil superar a la película.
Y es que estos franceses, cuando se ponen a hacer cine fantástico...

pcbcarp dijo...

Estimada Sra. Liddell, estoy con usted. Yo no me tengo por un cobarde, ¿verdad? pero pasé tanto miedo con la primera que mis padres optaron por no dejarme ver más (como si necesitaran excusas) Sólo oir Belfegor en situación de poca luz, me entraban escalofríos.

Laura Diaz dijo...

Alicia,

jamás vi esa serie, ni con los ojos tapados!

Una pena...

La saludo desde el sur, un poco nostálgica de la frecuencia de posts con que nos tenía acostumbrados.

Espero que se encuentre bien

Dr. Strangelove dijo...

Yo tampoco la ví, ni a escondidas. Quizás en esa época esos sustos podrían haberme destrozado mi joven conciencia. Aunque no me importaría poder disfrutarla ahora. Al menos para saber qué me perdí.

Un saludo

manel dijo...

Tengo 50 años, así que calcula el miedo que pasé con Belfegor. No quiero volver a verla. Prefiero disfrutar de su recuerdo. Gracias

Mary Kate dijo...

Lo había olvidado por completo . Pero has recuperado para mi un recuerdo extraordinario de salir escopeteada de la sala , enfilar el pasillo como una liebre enana y meterme en la cama con zapatos y todo cuando empezaba la serie . Nunca más había escuchado hablar de ella , y se mezcla con tantos recuerdos...Incluso la foto ha hecho que me diera un brinco por dentro.

Alicia Liddell dijo...

Uff, qué alivio, pensaba que el pánico era exclusivamente mío. Me siento más aliviada al saber que unos cuantos humanos pequeñitos más sentían aquel terror atávico.

¡Hasta los hombres hechos y derechos confiesan su miedo!

Rebote dijo...

Menudos recuerdos, creo que Belfegor fue la cosa que mas miedo me metio en el cuerpo durante mi niñez, ademas yo lo relacione (imagino que por al tunica y el mismo tipo de gorro) con los sacerdotes ortodoxos griegos que en aquella epoca tambien salian mucho por la TV en los noticiarios. Os paso algo parecido?

Alf dijo...

Una pregunta, Sra. Liddell: cuando TVE emitió Belphegor allá por 1967, ¿recuerda si lo hizo con el clásico doblaje "neutro" o latinoamericano con el que nos venían los telefilmes yanquis de la época? ¿O lo hizo con un doblaje "made in Spain"?

UxioN dijo...

Ja ja ja que bueno. Yo si que recuerdo aquella serie que vi siendo un niño de 5 o 6 años!, alla por los años 60. Que canguelo!!! Vaya susto!.

Por cierto: de esa epoca, seguramente un poco antes, entre las cosas de Herta Frankel, recuerdo una pelicula que ponian lo s fines de semana por la tarde, a medio dia -recuerdo que ibamos a comer a un bar a las afueras y alli la veia-, y que recuerdo se desarrollaba en un castillo con vampiros y tal vez otros monstruos. TAl vez era comica pero a mi me impresionaba mucho!. Seguro que si recordais Bel fegor recordareis esa pelicula, un mito siniestro que acojono a toda una generacion de españoles!. Entre Bel Fegor y esta pelicula (que me gustaria recuperar el titulo y bajarmela por eMule) estan encriptados mis temores infantiles (junto al bocao que le metio aquella mantis religiosa a la otra en un documental de Felix(?)).

Como me gustaria recuperar esa Memoria Historica Infantil Televisiva!!!

Alfonso dijo...

Las series antiguas no eran especiamente buebas pero nos trasladan a unos tiempos que por nuestra edad son en la mayoria de los casos muy felices ¿no?

Bss

Anónimo dijo...

Yo tengo 60 años y recuerdo bastante bien Belfegor. Y no estoy de acuerdo con quien dice que las series no eran especialmente buenas, al menos Belfegor era muy muy buena y muy cuidada. Por cierto que a un compañero de trabajo (año 1968 mi primer trabajo)especialmente silencioso y que desaparecía en cuanto te dabas la vuelta le puse como apodo Belfegor. No nos reimos ni nada a cuenta suya jejeje.

José Bastida dijo...

He buscado en Emule y sólo lo encuentro en italiano. Al buscar en Google a ver qué había me he encontrado con en este blogg que me ha encantado por expresar lo mismo que sentí con unos 5 añitos. Además recuerdo que ese miedo resultaba un tanto morboso y el siguiente episodio también lo querías ver. Así me aficioné al genéro hasta los 20 aproximadamente; aunque no estaría mal retomar a Poe y Lovecraft un día de éstos...
Gracias por el recuerdo, Alicia.

Anónimo dijo...

Sí, sí.
Gracias a todos y, por favor, si alguien la encuentra en castellano, que nos dé pistas.
Fue una serie que nos enseñó el morbo del miedo, verdd?
Enganchaba.

Paco dijo...

Qué recuerdos!La presencia del Fantasma lo inundaba todo y la serie transpiraba una inquietud fascinante que te agarrotaba el corazón. El pasillo de vuelta a la cama se hacía eterno; ya bajo las sábanas, te sentías a salvo mientras no oyeras ningún ruido extraño....¡Felices miedos de la infancia!