jueves, junio 07, 2007

¿Qué fué de ...? (3) Madeleine Stowe

Estaba llamada a ser el bellezón moreno de Hollywood. Una actriz a destacar entre las miriadas de rubias insulsas. Con un aspecto ardiente, pero al mismo tiempo contenido, Stowe podía derretir desde la pantalla con una mirada.

Tras el inevitable paso por series televisivas -debuta hace ahora 20 años- con una especie de comedia policiaca junto al veterano Richard Dreyfuss y Emilio Estévez: "Procedimiento ilegal". El papel no era muy lucido, ya que el peso de la peli recaía en los dos actores, pero fue suficiente para conseguir otro mucho más potente y con compañeros de reparto más cotizados. En definitiva, una peli más cara.

Esa fue "Revenge", de Tony Scott, junto con Kevin Costner y Anthony Quinn. Stowe interpretaba el papel de la joven esposa de Quinn, un multimillonario mexicano, posesivo y de pocos escrúpulos. En fin, el resto de la película se la pueden imaginar.

Jack Nicholson la elige para un papel secundario en "Two Jakes".


Pero será la producción histórica "El último mohicano" la que haga de ella un rostro verdaderamente popular. La abnegada y valiente damisela británica que se ve envuelta en guerras coloniales en una América salvaje. Tengo que reconocer que me fijé más en Ojo de Halcón, a la sazón Daniel Day Lewis.

En 1993 Robert Altman la elige para "Vidas Cruzadas", pero su papel queda un tanto diluido entre tantas buenas actrices, especialmente Jennifer Jason Leigh, que hizo una interpretación memorable de ama de casa con un negocio casero de teléfono erótico.

Al año siguiente vuelve a los papeles de mujer fatal en "China Moon", dando cuerpo a una viuda que lleva a la perdición al policía que investiga el asesinato de su marido. Averiguen quien es la culpable. El poli víctima de esta viuda negra estuvo interpretado, como siempre solvente, por Ed Harris.

En "Sola en la penumbra" es una ciega a la que acaban de someter a un trasplante de córnea y es testigo de un asesinato, pero como no está habituada a ver, es incapaz de describir al asesino. Como en anteriores ocasiones, la historia sigue con un romance con el policía encargado de la investigación, ahora con la cara de Aidan Quinn. La historia es un tanto rebuscada, pero entretenida y, por supuesto, nuestra ex ciega, tiene un dramático pasado que no quiere recordar.

En el 95 tiene otra gran oportunidad con "12 monos". Su personaje, sin embargo, desentona, ya que es el único que no parece estar bajo los efectos del ácido lisérgico.

En el 99 comparte pantalla con un recuperado John Travolta post Pulp Fiction en "La hija del general", un thriller sado/militar pasado por agua.

Su decadencia se aprecia ya en películas como "El protector", junto a Silvester Stallone y producciones que van directamente al videoclub.

Entre 203 y 2005 no apareció en ninguna producción y desde esa fecha se limita a trabajar en series de TV.

6 comentarios:

pieldivina dijo...

Las actrices que desaparecen de la gran pantalla, a pesar de tener un brillante comienzo de su carrera, son casi siempre mujeres que siendo todavía jóvenes, ya pasan una edad en la que no son "extremadamente jóvenes". Cada vez que pienso en esto recuerdo la demanda de trabajo que publicó Bette Davis en un periódico, creo que inglés.
Bueno..., eso me hace pensar que ser una vulgar y mal pagada administrativa tiene sus ventajas, sino estarías escribiendo ¿Qué fue de pieldivina?

Alicia Liddell dijo...

Jajajaja. Pues eso, ¿qué fue de Pieldivina? Menuda perillana estás hecha.

Rafa Porcar dijo...

Totalmente de acuerdo con pieldivina... Por muchos años que hayan pasado, la maquinaria del cine sigue actuando de la misma manera

Muy chulo tu blog, por cierto! :)

Rafa Porcar dijo...

Me acaba de venir a la mente otra "candidata" a "qué fue de..."
Jamie Lee Curtis (qué divertida en el pez llamado Wanda)
Saludos

Alicia Liddell dijo...

Muchas gracias por su sugerencia, Rafa. La tendré en cuenta, aunque considero que Jamie Lee es una de las mejores (o la mejor) comedianta de Hollywood. Y una de las que mejor gritan en las pelis de terror.

Manuel Márquez dijo...

Excelente reseña, compa Alicia, que me ha hecho recordar a una actriz que tenía completamente olvidada, y que, en su tiempo, llegué a admirar por ser una de las bellezas más a contracorriente del cine hollywoodiense. Eso sí, a nivel interpretativo, nunca fue para tirar cohetes (con la excepción, posiblemente, de Revenge; peli que, algún día, por cierto, habría que reivindicar como thriller pasional para quitarse el sombrero...).

Un abrazo.