sábado, agosto 11, 2007

Como no podía ser ...

de otra manera, estoy de vacaciones. La gente suele utilizar este tiempo de asueto para pegarse palizas inimaginables visitando países remotos (o cercanos, da igual), arrastrando niños y sombrillas a una playa atestada, disfrutando del placer inmenso de los atascos o, dependiendo de la geografía y la autonomía, excitantes viajes en trenes de cercanías que son todo un enigma: no sabes ni cuando sales ni cuando llegas y mucho menos la excusa que te darán.

Este año -con la salud familiar más o menos controlada- me dedico a gandulear. Me lleva mucho tiempo leer el periódico, especialmente las noticias más frívolas e intrascendentes. En la siesta consumo no menos de dos horas, aunque me esfuerzo en cumplir la ordenanza municipal de Lepe, pero mi organismo se rebela.

Me acuesto tarde, porque hasta que no vemos en último capítulo de "El ala oeste" del dvd correspondiente, nos quedamos pegados al sofá. Los perros nos obligan a realizar un leve ejercicio paseando por lo que todavía son huertos y que ya aparecen condenados al ladrillo, en vista del abandono que padecen.

El primer día de vacaciones asaltamos La Casa del Libro. Entre los volúmenes de que me pertreché hay un clásico que, confieso humildemente, aún no había leído: "Mi familia y otros animales". Lo recomiendo fervientemente. Según se lee una película se forma en la imaginación. No entiendo como todavía no la han llevado al cine, porque hay "gags" tronchantes.

Ahora estoy con lo último traducido de Julian Barnes, "Arthur & George", y me está encantando. Imprescindible para los forofos de Sir Arthur.

Y hace un rato me he llevado un disgusto. Tony Wilson ha muerto. Pero en el infierno deben estar encantados, igual produce un disco de Ian.

9 comentarios:

pieldivina dijo...

Yo también he leído "Arthur & Georges" y me encantó. La figura de Conan Doyle (no sé si será ajustada a la realidad o no, qué más da) me gustó mucho, digamos que es un personaje que me gustaría tener como amigo.
Puede ser que no tenga nada que ver, pero mientras leía la novela, me venía a la memoria aquella película de Paul Newman , de la cual no recuerdo el título (creo que es de los '70), en la que una periodista escribe una noticia sin ser contrastada, con la que arruina la vida del distribuidor de bebidas, que es el personaje de Newman.
Un beso, gandula.

Anónimo dijo...

Yo también estoy como tú, felicitándome de haberme quedado en Madrid estas vacaciones y abusando de piscina, siesta y lectura. Lo que pasa que, en vez de "El ala oeste", me he enganchado con "Friends" (debo ser más básico que tú). Comparto tu brindis por Gerald Durell y, jo, no sabía lo de Tony Wilson, descubridor de Durutti Column (sí, escrito así), una de mis debilidades. Gracias por la recomendación de "Arthur y George". En su día leí "Hablando del asunto", "Amor, etcétera" y "Antes de conocernos", y me encantaron todas ellas. Saludos de cowboy_bill_35@hotmail.com

Fer dijo...

Yo ya conocía Mi familia y otros animales. Resulta que nos la mandaron para leer el último año de colegio y me alegré, porque de Durrell ya había leído Un zoo en la granja (otra novela altamente recomendable, en esta ocasión sobre el zoo que el autor monta en la islita de Jersey).
Disfruta de las vacaciones, Alicia, y del poco espacio virgen que os quede por Valencia.

Alicia Liddell dijo...

Pieldivina: "Ausencia de malicia" era la película, con Sally Fields en el papel de agresiva periodista. Y la novela, la de Barnes, me gusta mucho hasta el momento.
Bienvenido, anónimo cowboy. Pues sí, el bueno de Wilson ya no está entre nosotros. El que pueda que vea "24 hours party".
Fer, después de "Mi familia ..." caeré rendida con los dos siguientes títulos de la trilogía.
Y, ¡pordios!, que descargué de una vez la jodida tormenta. Mucho ruido nada de agua.

pcbcarp dijo...

Estimada Sra. Liddell: es usted una persona afortunada. Ahora mismo no se me ocurren muchas cosas mejores para iniciar una vacaciones de no hacer nada que leer por primera vez "Mi familia y otros animales", bueno y su secuela Bichos y demás parientes", que tampoco desmerece. De todas formas, grandes clásicos aparte, una de mis favoritas de Durrell (de éste, no del pedorro de su hermano) es "Los sabuesos de bafut", que narra sus peripecias por África allá por 1949. Hoy día es la cosa más políticamente incorrecta que imaginarse pueda: tópicos racistas, alcohol a raudales, machismo, atentados ecológicos... De lo más relajante.

Alicia Liddell dijo...

Apunto la recomendación, Pcb. Las aventuras, reales o supuestas, de intrépidos británicos, siempre me han encantado desde que descubrí a Evelyn Waugh en "Noticia bomba" y posteriormente "Merienda de negros". Estoy segura que "Los sabuesos" no desmerecerá.

acróbatas dijo...

No sé si yo lo llevo tan bien pero tampoco he viajado estas vacaciones. Disfruto con mis momentos de lectura nocturna y mis horas al sol en la playa que hay cerquita de casa, poco más...

Un abrazo (tomo nota del libro)

anilibis dijo...

Hace usted muy bien, a gandulear. Yo acabo de volver del pueblo y ahora me voy a Londres (prometo ir documentada).

Ray dijo...

Hace unos cuantos años, en un verano también, me enganché a Durrell. "Mi familia y otros animales", "Bichos y demás parientes" y "El Jardín de los dioses", fueron los que leí, pero ¡leñe!, me apunto también a "Los sabuesos de Bafut". Un poco de politica incorrecta, vendrá bien a mi neurona.
Saludos cordiales.