jueves, agosto 24, 2006

Inocencia agosteña


Las noticias de agosto han sido tan desalentadoras como las de enero:

- Israel destroza el sur de Líbano
- Los atentados se suceden en Iraq en una masacre fratricida
- Un volcán arrasa pueblos en Ecuador
- Nuevas ¿amenazas? de atentados terroristas en vuelos comerciales
- Miles de viajeros se quedan en tierra en El Prat y 15.000 maletas dejan de despacharse
- El precio del barril de petróleo sigue subiendo
- El agua de los embalses sigue bajando
- Los africanos huyen de las guerras y el hambre con destino Canarias, mientras Europa y el resto del mundo mira hacia otro lado.
- Los incendios han vuelto a abrasar Galicia

Casi estoy por admitir que la invasión de medusas en las playas mediterráneas es una noticia amable.

Hace algunos años los periódicos agosteños no servían ni para envolver el bocadillo, dada la escasez de páginas. No había ni publicidad ni información para llenarlos.

Pero existía un recurso que no fallaba ningún mes de agosto. Nunca: la socorrida serpiente de verano.

Desde la dudosa noticia de que unos pescadores japoneses habían atrapado en sus redes –los pescadores japoneses atrapan todo lo que se menea en los mares en los que faenan- lo que parecía ser un dinosaurio marino, hasta avistamientos de ovnis, el no menos tópico avistamiento del monstruo del lago Ness o el encuentro casual de una expedición al Himalaya con el Yeti.

Incluso se daba cuenta del nacimiento de una ternera de dos cabezas en algún remoto pueblo de India, por no citar la aberración de la naturaleza que suponían los posados en bikini de las inefables Anita la Fantástica y Norma Duval.

Este mes de agosto siento la necesidad de la inocencia de Nessie.

14 comentarios:

pcbcarp dijo...

Gran verdad, por mi fe! Sería maravilloso que la primera página de los periódicos mostrara una foto borrosa de un pleisosaurio en la Laguna Negra de Soria, pongamos. Bueno, ¿y por qué borrosa, si el photoshop hace milagros?

En realidad es que antes en agosto seguía pasando de todo, pero los periodistas se iban de vacaciones y ahí te pudras. Creo yo.+ç

Me he adentrado un poco en tu blog (o prefiere el usted?) y me gusta. Sí señora.

Alicia Liddell dijo...

Bienvenido a estos pagos. Espero seguir disfrutando de sus comentarios.

pieldivina dijo...

La noto a usted muy nostálgica después de su viaje a las tierras que la vieron crecer. ¿El problema con el congelador ha desatado un revival emocional oculto en su subconsciente?
Siempre a su disposición, la saluda atentamente,
pieldivina

Alicia Liddell dijo...

No te pongas borde, pieldivina. Tengo tu sugerencia en lista de espera. La cuestión es que ante este ocio -vengo al trabajo que no a trabajar, porque no hay prácticamente nada que hacer- me entretengo con estas ocurrencias.

Ya se sabe, nos hacemos mayores y nos volvemos vulnerables al virus de la nostalgia.

Fer dijo...

El monstruo del Lago Ness, Alicia, dejó de considerarse un mito desde que el señor Burns hizo uso del deslagonessador.
Una vez más, la tecnología arrasa con las leyendas al amor de la lumbre.
Con todo, echo de menos esas serpientes de verano, como mínimo para desconectar del horror del resto del año.

clara dijo...

¿Y eso de que Pluton deje de considerarse planeta no es una noticia digna de Nessie?

Alicia Liddell dijo...

Nononono, Clara. Lo de Plutón es ciencia, no una serpiente de verano.

Resulta que los astrofísicos ya lo sabían, pero no querían contarnos que los reyes son los padres. Ahora consideran que ya somos mayores y podemos asumir que Platón:

Es excéntrico. Su órbita alrededor del Sol no es comparable con la del resto de planetas.

Es pequeño, menos de 800 km. de diámetro. En la astronomía, al parecer, el tamaño sí es importante.

Y su eje está demasiado inclinado.

Plutón es un planeta ... enano. Y en su caso no hay cirugía que valga.

Y ya que Clara saca lo de Plutón no me resisto a contar lo que oí ayer en los informativos de RNE. Hacían una entrevista a un astrofísico español asistente a la Asamblea de Praga (no me pregunten el nombre, no lo recuerdo) y, por supuesto, el tema era la degradación de Plutón a la segunda división del sistema solar. Y al periodista no se le ocurre preguntar otra cosa que cuál es "la postura española"!!!

Como si una asamblea mundial de astrofísicos fuera lo mismo que discutir las subvenciones de la UE a la mantequilla.

Francisco Ortiz dijo...

Yo también necesito que me asista esa inocencia.

Dr. Strangelove dijo...

Agosto como cada año da muchas malas noticias. Eso, a pesar de que todo el mundo mira para otro lado en este mes.

Por cierto le devuelvo la visita cortésmente después de su acertado comentario. Que por cierto no perdí el borsalino ni el panamá.

Un saludo

maria dijo...

También en agosto es noticia la inmigración, la cantidad de cayucos que están entrando por Canarias, la cantidad de personas que buscan otra oportunidad a sus desesperadas vidas. Esa es para mí la gran noticia del verano (estamos hablando de personas) y sin embargo parece ser, que tiena difícil solución.Te visitaré de nuevo.

Laura Diaz dijo...

Muy interesante el post ya que vuestro agosto es como nuestro enero, y en nuestro enero, habitualmente no pasa nada...

Por allá sí que pasa, en cantidad y en calidad. ¿tanto estarán cambiando los tiempos?(y no lo digo solamente porque ya hay muchos que están reescribiendo los libros de astronomía)

Saludos

PD. Arriba Xena!

mireias32 dijo...

Querida Alicia... Es lo que tiene la mentira informativa de la era de la globalización. Este verano he echado de menos aquellos interesantes reportajes sobre tipos de hamacas para la playa que las becarias de mi generación nos vimos obligadas a realizar agosto tras agosto :)

Alexandrós dijo...

No creo que nos dejen disfrutar de su deseo; que también es mío.
Un saludo

beren dijo...

Me contó un amigo que en Nueva York, allá sobre los años cincuenta, se fundó el llamado "Periódico de las Buenas Noticias". Su creador creía que la gente necesitaba leer algo más que las desgracias y tragedias de la humanidad y en este singular diario sólo ofrecían lo que llamaban "buenas noticias". Este periódico duró apenas diez días. La pregunta inevitables es ¿Se cerró el periódico porque a la gente no le interesaban las buenas noticias o porque no había suficientes para crear un periódico?

P.D.: Muchas gracias por el post dedicado al relato de La voz de Galicia,
Un saludo.