martes, noviembre 14, 2006

Dos viñetas que no me resisto a compartir


Esta me ha hecho carcajearme, ya que me suelen someter a toda clase de tropelías, aunque mi resistencia pasiva hace que, en ocasiones, me den por imposible.


Y esta no tiene precio.

7 comentarios:

El chicharrero terrible dijo...

Muy buenas las viñetas; sin ser futbolero, me ha llegado muy hondo.

Las fotos de tu viaje me an gustado, y de acuerdo contigo en las referecnias a la inclinación de las torres italianas, y lo hortera de las góndolas. No olvidemos además el pestazo de los canales.

Alicia Liddell dijo...

Puedo asegurar que en el mes de noviembre los canales no huelen. De hecho era uno de mis temores y me sorprendió la ausencia de pestufo. Supongo que las emanaciones deben ser propias de meses de calor.

Anónimo dijo...

Buenísimas!!!!!!!!!!!!!!!!!!

anónima Paula dijo...

Me apunto ya al teletransporte molecular, aunque acabe como la mujer-mosca...

En uno de mis pocos viajes se me ocurrió meter en el bolso de mano A) Un paté B) un panecillo y C) un cuchillo de plástico. Imagínense why. Me incautaron C), a ver qué hacía yo con A) y B). Un suomi a mi lado se descojonaba gentilmente mientras se ponía el cinturón y sus otros arreos, y yo me fui corrida (cervantinamente hablando) y hambrienta... En otro viaje, todo el staff de tierra se regodeó en regañarme por haber llegado sólo con 15-20 minutos de antelación al aeropuerto; yo, con una taquicardia que pa qué. Me permitieron embarcar el equipaje, y así y todo seguían regañándome, ahora el personal de seguridad, con lo que me salió la vena "me-chiflé" y empecé a decir en un tono más bien alto que si querían, si tanto les molestaba mi natural desorganizado y tardón, yo me quedaba en tierra, vale, pero que mi equipaje estaba embarcado YA, y que a ver qué pasaba si había algún percance, qué excusa iban a dar ellos en la reconstrucción de los hechos y ante la comisión parlamentaria correspondiente... Cómo me miraban...

pies diminutos dijo...

Jajaja! Geniales!

Fer dijo...

El teletransporte es una de mis fijaciones, más aún teniendo en cuenta que sería el final de mi dependencia de los malditos ALSA.
En cuanto a la viñeta de mi idolatrado Forges, pregunto: ¿es una queja, Alicia, por el pelotazo (nunca mejor dicho) de Mestalla?

Alicia Liddell dijo...

Ejem, y por los que se aproximan.