sábado, noviembre 18, 2006

Dos apuntes

Como no tengo una idea exacta de la diferencia horaria con Shanghai, he puesto la 2 a las 11 de la mañana (espero ver el partido Nadal-Federer)

Me sorprendo con un programa sobre la actividad parlamentaria que, oh sorpresa, no me adormece. El programa incluye un estupendo debate sobre la Ley del Libro y, sobre todo, sobre el libro. Se habla sobre internet, sobre bibliotecas, sobre dónde se lee, quién lee o la importancia de las librerías. Un debate sin gritos, educado y con aportaciones interesantes. Creo que estoy en otra dimensión.

A continuación una noticia agridulce, por no decir amarga. El Senado rehabilita la figura de Julián Grimau, pero no se pronuncia sobre la ilegalidad del proceso que le condenó a muerte. Por cierto, el PP votó en contra con la peregrina excusa de que estas iniciativas sólo reabren heridas entre los españoles y es necesario "de una vez por todas" cerrar la trágica historia de la Guerra Civil española.

El senador popular Carlos Gutiérrez tiene malísima memoria o, simplemente, es un ignorante. Porque Julián Grimau fue fusilado en 1963, 24 años después de la conclusión de la guerra.

Por cierto, de ese Senado es miembro Manuel Fraga Iribarne, que a la sazón era ministro de Gobernación (hoy Interior) quien dijo en su día que el tratamiento dado a Grimau en las dependencias de la DGS fue "exquisita". Lo de la fractura de cráneo y las dos muñecas fue porque inexplicablemente el detenido, vigilado y esposado a la silla, se arrojó por la ventana.

P.S: Perdón, perdón, perdón. Fraga era entonces ministro de Información y Turismo. Era ministro de Gobernación con lo de Vitoria en marzo del 1976. Se me fué la pinza, pero es que Fraga siempre apuntó maneras.

17 comentarios:

Eulalia dijo...

A ciertos siniestros personajes que tuvieron responsabilidades políticas en tiempos de Franco, nadie les ha juzgado nunca por los crímenes cometidos. El motivo fue "la necesidad de mirar hacia adelante, y no hacia atrás".
Ahora, algunas víctimas de otro terrorismo piden algo más que juicios justos.
Y otras, se empeñan en adjudicar las tragedias a otros autores, más a favor de sus necesidades políticas.
Joer, y qué difícil es ser políticamente correcta en España.
Un beso

Anónimo dijo...

Manual Fraga Iribarne...casi casi presidente vitalicio de Galicia...mmm


Aquí también hay una mezcla de mala memoria y de "no dejarse atrapar por el pasado que eso no sirve para otra cosa que para detenerse y no dejar cerrar las heridas". El mismo verso.

A pesar de eso, por suerte, acá la justicia comenzó a andar...


El final de su post me recuerda un abril, de allá por 1984, cuando la dictadura esta llegando a su fin, y en un pueblo del interior del país un médico detenido murió, según su colega médico forense "por paro cardiorespiratorio". Nadie creyó que fuera por un ataque de asma, o algo así. El pobre "se quedó" mientras le hacían submarino.

Lo peor de todo es que hubo un médico (el forense) que firmó el certificado de defunción, médico que quizás siga teniendo consulta en algún hospital del país...


http://www.wcl.american.edu/pub/humright/digest/Inter-American/espanol/annuales/1984_85/1184~.html

Saludos!

anilibis dijo...

Alicia:

Yo no estoy muy ducha en estas cosas, porque tengo la mala costumbre de pasar de todo. Y digo mala porque reconozco que es mala. Lo único que se es que hay que emigrar, cuanto antes, a otro planeta. Cuanto antes. Y aguantar ahí hasta que se nos infecte. Pero al menos tardará otros cuantos millones de años...

Camilo de Ory dijo...

Veinticuatro años no son nada.

pcbcarp dijo...

¡Cachis en la...! Pero hacía mucho que no oía a nadie hablar de lo de Vitoria en el 76. 6 muertos y más de 100 heridos de bala... Y todos tan pichis, ¿eh?

El día que los del PP reconozcan en público (en privado lo tienen claro, obviamente) que ellos, a través de AP, liquidada en una genial maniobra para poner las deudas a cero, son los herederos legítimos del franquismo, todo irá mucho mejor. Porque los jovenes sabrán a qué atenerse, entre otras cosas.

Isabel Romana dijo...

Saludos, alicia. Veo que tu afición por el tenis no cesa. Y que te has llevado una buena sorpresa en el parlamento. En cuanto a lo del PP y Fraga... ¿qué se puede decir? Hay cosas que ni con los siglos cambian. Saludos cordiales.

Gregorio Luri dijo...

Me parece perfectamente natural que te apasione el tenis y el parlamentarismo (¿o es al revés?). Deberías hacer una crónica parlamentaria con vocabulario tenístico: ¿quién tiene mejor muñeca? ¿y revés? ¿y saque? etc.

beren dijo...

A más de uno de la derechona, le ha dado por leer y hacerse culto. Yo supongo que habrán leído muerte accidental de un anarquista de Darío Fo, y han pensado que el trato exquisito en el calabozo es otra cosa y que todo con un poco de imaginación se puede explicar.

Alicia Liddell dijo...

No se confunda, Sr. Luri. El tenis me apasiona, el Parlamento no. Sólo que ví el programa esperando ver la semifinal de Shanghai (que empezaba más tarde y en otro canal, que no dí ni una) y me topé con ese programa de la 2 que me pareció bueno. Al menos no se centraba en los rifirrafes a los que nos tienen acostumbrados en los informativos.

Por cierto, Federer hizo un partido magistral y reafirmó su poderío al día siguiente en la final.

Fer dijo...

Roger Federer es, si no lo he dicho antes, el mejor jugador que he visto sobre una cancha de tenis. Otra cosa es que me guste más el estilo agresivo y con garra de Nadal, o que valore más las victorias del manacorí contra el suizo por lo épico de las mismas. Pero Federer, sin dudarlo, es el mejor, como ha ratificado en Shangai. Y punto en boca.
Acerca de lo de Grimau, poco más tengo que añadir a lo dicho por Alicia. Para los peperos, todo lo que sea pasado es malo (salvo lo que utilizan luego para vídeos como el de Acebes) y claro, hay que mirar para adelante sin lavar las conciencias.
De pena...

Alex dijo...

No sé si el mejor (la sombra de Connors, Borg, MacEnroe, Sampras... es alargada), pero desde luego Federer asusta. Lo presencia en una pista de tenis genera en el contrario el famoso miedo escénico.

El irrelevante que Fraga fuese ministro de esto o aquello. Los actos y frases de este tipo, durante y después de la caída del abuelo, son motivo suficiente para clasificarlo como lo que es.

Lo de las heridad de Grimau me recuerda (salvando las sangrientas distancias) aquella escena de "Bananas" en la que Woody Allen, esposado y amordazado, era acusado por una testigo de poner palabras en su boca.

zinnia dijo...

Te diré, fermosa, que hay buenos debates en el Parlamento, comparecencias en la Comisión de Cultura, o de Educación, por poner un ejemplo, que no tienen seguimiento mediático pero que son muy interesantes. Quizás sea por eso.

Lo de Grimau y las paranoias del PP sobre no remover el pasado... qué quieres que te diga. La memoria hay que mantenerla, sobre todo para que lo que es desconocido no termine manipulándose, que es lo que siempre ocurre cuando se corre un tupido velo.

Y yo me pregunto, Alicia, tú que sabes tanto de todo :) ¿Cómo se explica esta paradoja? Por un lado, defienden que ETA estaba prácticamente derrotada cuando ellos dejaron el Gobierno. Al mismo tiempo, defienden que ETA está detrás del mayor atentado cometido en España y en Europa, que coincide con el final de su Gobierno. ¿Cómo, cómo, cómo puede ser ello?

Eso y besos.

Alicia Liddell dijo...

Queria Zinn: Tu tienes más posibilidades que yo de hacer esa pregunta a los que pueden responderla.

Muy buena, por cierto.

Besos.

Alex: Hice la precisión no sea que alguien interprete el error de forma torticera. Pero sí, resulta irrelevante la cartera que ostentaba ya que en el Gobierno son solidarios de las decisiones que se toman, o eso tenía entendido.

Kamante dijo...

Hay en la television publica un debate de asuntos politicos donde se enfrentan dos bandos superirreconciliables y se lanzan unos puyazos de órdago a la grande. Cuando ves que un orador está a punto de darle un descabello al morlaco rival aparece otro rival que le sujeta las criadillas y contraataca rebatiendo magistralmente todos sus magistrales argumentos que parecian tan irrefutables. Despues está el micrófono retractil obligando a esos señores a ser unos genios de la economia linguistica. Otro aliciente para verlo es regodearse en el gran ridiculo de J.Pedro cuando resbala en el ácido bórico o en la furgoneta fantasma. El programa se llama "59 segundos". Un saludo a las paisanas (que ellas mismas se den por aludidas).

mireias32 dijo...

Dios mío... ¿Con toda esa "gente" te encontraste a esas horas??? Van a tener razón los médicos con esos estudios sobre lo perjudicial que es el jetlag...

Francisco Ortiz dijo...

Claro que sí: que ministros del franquismo continúen con poder tras concluir el franquismo retrata nuestra pretendida ideal transición. Como hijo de una madre a la que la sublevación militar le cortó su andadura normal en la vida sólo puedo expresar mi repulsa y mostrar mi desengaño.

Anónimo dijo...

Don Manuel Fraga Iribarne, senador vitalicio......