domingo, noviembre 12, 2006

No apto para turistas

Salvo el viernes, he estado alejada de los trayectos turísticos de la ciudad turística por castigo. Eso sí, el hotel, recoleto y fantástico en la isla de Santa Elena, estaba plagado de americanos de más de 60, escandalosos como adolescentes de excursión.

Tanto en I Giardini como en el Arsenale, los extranjeros con los que me crucé eran básicamente orientales y alemanes.

Este alejamiento de los centros turísticos me ha permitido ver como vive una ciudad sin tráfico rodado, ni siquiera bicicletas. Porque en una urbe moderna resulta difícil imaginar cómo prestar servicios sin vehículos con ruedas.

Recogida de basura



El cartero llama a su puerta


Servicios de mensajería (TNT, UPS ...)

A cinco minutos en vaporetto se llega a la isla del Lido, dónde sí se permite el tráfico rodado.


Aparcamiento de bicis en la estación del vaporetto en el Lido.

El cementerio de la Isla Inaudita ocupa toda una isla en la Laguna. Un muro de ladrillo rojo rodea absolutamente todo el perímetro, con algunas escaleras para desembarcar.


Cementerio de San Michele

También hay niños camino del colegio.


Nadie busque ensanches ni entramado viario en retícula. La ciudad es un laberinto con callejones que no llevan a ninguna parte y pasadizos bajo edificios que dan paso a otras calles, donde los hilos de tender cruzan de lado a lado y en cuyo centro se alza un pozo, ahora sin uso.


Trayecto en vaporetto hasta el aeropuerto. Las pistas emergen entre la marisma, a escasos metros del barco. Por encima sobrevuela un avión que toma tierra.


Y fin. Amenazo con las imágenes turísticas.

11 comentarios:

anónima Paula dijo...

La Isla Inaudita... Compleja aunque corta novela de Mendoza... Se sale de la fila... Tendré que releerla... (esto, para disimular que la odio cordialmente, Alicia, por su viaje y su indudable buen gusto, envidia cochina!)

Alicia Liddell dijo...

Recibo complaciente su envidia. Lo cierto es que ha sido un viaje extraordinario, especialmente por lo mucho que he aprendido: de cómo hacer un acontecimiento cultural con sentido y sensibilidad, o de cómo hacer una sandez con ínfulas (Nosotras, las ciudades, la aportación española a la Biennale)
Por cierto, Venecia sin turistas debe ser la hostia.

Fer dijo...

Ayer mismo comentaba lo de la Bienal con una buena amiga que vino a visitarme y que, allá por octubre, viajó a la ciudad inundada para asistir a la exposición (lo justifica, cómo no, por ser cuasi arquitecta ya y trabajar en el estudio de Núñez Ribot).
Lo que Nieves (www.fotolog.com/nievesvg) me contó fue simple: lo que más le gustó de la Bienal fue la propuesta venezolana, alejada de toda magnificiencia y centrada en un desarrollo sin estridencias ni arquitectos que van de divos. Y razón no le faltaba, porque al ritmo que vamos las ciudades se convertirán en espectaculares y maravillosos -pero vacíos e inhumanos- decorados.
Por lo demás, mantengo la envidia hacia todo aquel que, como Alicia, vaya a Italia.

beren dijo...

Aquí somos más de uno, los que tenemos envidia, pero la mía no es nada sana... espero sepa disculparme.

Laura Diaz dijo...

Me sumo a la lista de envidiosos. Y a la espera las fotod turísticas, que siempre se disfrutan, sobre si fueron tomadas por una mujer de su inteligencia y sensibilidad.

Saludos!

Alicia Liddell dijo...

Fer, la Biennale es enorme. Estuve dos días completos -miércoles tarde, jueves todo el día y viernes mañana- y no me dió tiempo a verlo todo. Pude visitar de forma detallada la exposición oficial del Arsenale y las colaterales que están en el mismo recinto -fantásticos los proyectos de recuperación de zonas ex industriales de Milán, los proyectos de Fuksas y de Foster; el crecimiento de una ciudad próxima a Shanghai y el proyecto Vema, en plan utópico, o no tanto-. No pude ver todos los pabellones nacionales de I Giardini, sólo dispuse de 4 horas y hubo que seleccionar. Solo en el pabellón de Italia me pasé dos horas. Y después estaban exposiciones a lo largo de la ciudad más pequeñas, algunas absolutamente tontas.

Los proyectos que se presentaban en la exposición oficial de Caracas y Bogotá eran francamente buenos y con un especial énfasis en los equipamientos sociales como forma de dar cohesión a una sociedad profundamente desigual. También resultaba muy interesantes los proyectos de transporte público.

En fin, hubiera necesitado un día completo más, pero no me quejo. Sabía que no podría verlo todo y fue necesario elegir. Afortunadamente me traje el catálogo oficial -dos tomos de buen tamaño- que me permitirán aproximarme a lo que me perdí.

Farruco Jones™ dijo...

¡Menos amenazar y más publicar!

zinnia dijo...

¡Ay, tocada!

Me han encantado las fotos y cuántos recuerdos me traen.

Ese cementerio en una isla, rodeado de agua... No recuerdo el libro ni el autor, pero sí la película. Contrariamente a lo que suele suceder, la película me encantó y el libro no pude terminarlo. La protagonista era Helena Bonham Carter: "Las alas de la paloma", creo que se titulaba. Está rodada en Venecia. Me atrapó ese cementerio cuando lo vi, y después de esa película les dije a mis hijos que yo quería ser enterrada allí. Me han dicho que cenizas aventadas en el Cantábrico y va que chuta.

No hay derecho, Alicia, no hay derecho...

Ninoska Mermoud dijo...

"americanos de más de 60, escandalosos como adolescentes de excursión". Me encanta tu ojo crítico y como describes tan acertadamente todo. Como a ti, el fenómeno de las ciudades, sobre todo su aspecto social, me apasiona, así que ya me anoto como una de tus lectoras habituales.

Si te animas venirte de visita a Los Angeles algun día, ya tienes cómplice.

Alicia Liddell dijo...

Gracias por el ofrecimiento Ninoska, pero me temo que no entra en mis planes de momento. Es posible que viaje a Chicago en marzo de 2007 y tengo pendiente revisitar NYC.
En cualquier caso, viajar hoy día en avión es un auténtico coñazo con tantas estúpidas normas de seguridad.

Lo de las ensaimadas ha sido de auténtico cachondeo. La nuevas normas de seguridad de la UE para vuelos comerciales han estado a punto de acabar con las primeras industrias de Baleares: el turismo, las ensaimadas y la sobrasada.

anónima Paula dijo...

CIUDADES PARA SOÑAR, CIUDADES SOÑADAS...

Por si tienen curiosidad, un joven con síndrome de Asperger ha diseñado una ciudad completita...

¡¡¡No se burlen jamás de los NERDS!!! Miren a Bill Gates...

Ahí va la referencia, que uds. lo naveguen bien...

Savant Syndrome

http://www.wisconsinmedicalsociety.org/savant/profiles.cfm

Savant Syndrome: Personal Profiles

For more information, please contact:
Darold A. Treffert, M.D.
St. Agnes Hospital, Fond du Lac, Wisconsin
Clinical Professor, Department of Psychiatry
University of Wisconsin Medical School, Madison
Personal Web site: http://www.daroldtreffert.com
e-mail: savants@charter.net

PINCHE CON EL RATÓN EN CADA NOMBRE Y VEA SU HISTORIA REAL, FOTOS, VÍDEOS…

Gilles Trehin
Young Savant Creates the Remarkable City of Urville