jueves, julio 07, 2005

La niebla


Penetro en la niebla. Me gusta esa sensación de no saber qué hay unos pasos más allá.

Todo se desdibuja. Es una sensación de blanca oscuridad, de opacidad ficticia, de sombras y sonidos apagados.

Las minúsculas gota de agua se pegan a la piel. A veces, una oleada más espesa se abate sobre todo lo que me rodea. Otras, parece disiparse, pero es una claridad efímera. Enseguida la manta lechosa inunda todo de nuevo.

Más allá de la niebla sigue el mundo. Más allá de lo que los sentidos ignoran está la vida, hermosa y engañosa.

3 comentarios:

Miseria dijo...

Oye, oye, oye... Este blog es muy entretenido y me encanta tu estilo, tan relajado y preciso. No guardes nada para otra ocasión mejor. Ya sabes a qué me refiero. Besos

miseria dijo...

Esta noche ha vuelto a ocurrir. Recuerdo: trimmer de génova, mi prima, tú, una visita a la capilla de la virgen del Carmen, argollas, hago un movimiento y se me desgarran los pantalones. Lo último está claro, pantalón-pantalán.

Alicia Liddell dijo...

Trimmer de Génova ... Tremendo, no sé cómo interpretarlo.
¿Se trata de la vela?
¿Se trata de la ciudad?
¿Se trata de la calle que empieza en la plaza de Colón y termina en Alonso Martínez?
Así no hay manera.