martes, julio 11, 2006

Adiós, Syd


Ha muerto un jodido genio. Cierto es que llevaba años retirado, pero era un genio. Syd Barrett se ha ido con la misma discreción con la que vivió los últimos 36 años.

En 1970 editó su último disco y en 1975 los que fueron sus compañeros sacaron probablemente la canción que más éxito les proporcionó. No sé si por su calidad o porque todo el mundo sabía que estaba dedicada a él: “Wish you were here”.

Syd Barrett era un jodido genio. Fué el máximo exponente de la psicodelia británica y también su víctima. Pagó un alto precio por su consumo de LSD. Los efectos devastadores que ocasionaron en la mente –también produjeron composiciones de inaudita belleza- le incapacitaron para seguir actuando. Sus frecuentes “cuelgues” propiciaron su salida de la banda y que ésta cogiera derroteros más comerciales.

Su reclusión a partir de 1970 fue absoluta, incluso varias veces se especuló con su muerte.

Su figura incluso está subyacente en algunos personajes cinematográficos, como “Siempre locos”.

Syd Barrett, en realidad, tuvo una vida breve, apenas 30 años. No dejó un hermoso cadáver, pero dejó su hermosísimo rostro y su fantástica música para siempre. Realmente se nos fué demasiado joven, tenía 24 años.

5 comentarios:

Alvy Singer dijo...

Pues si, era el canon de la psicodelia británica y todo lo que ello conlleva.


PD: Me quedo con el encontronazo con Dalí y como le salvan la vida.

¡Un saludo!

Alicia Liddell dijo...

Oh, cuente eso, Alvy

Laura Diaz dijo...

Sí, Alvy, cuente

Gregorio Luri dijo...

Desde la admiración por Barrett, un saludo.

Francisco Ortiz dijo...

Mi grupo preferido, desde los diez años, es Pink Floyd. Syd, por tanto, era como de mi familia. Tu homenaje es de agradecer. Yo te lo agradezco.