miércoles, julio 19, 2006

Una también tiene sus debilidades


Aviso: no todos los autores de best-sellers son malos. Algunos son escritores mediocres, pero tienen algo que, al menos yo, encuentro interesante. Lo que ocurre es que hay pocos que van más allá de las frases o el argumento que desgranan.

Michael Crichton no es un autor muy valorado. Sus obras son bastante planas, aunque hay que reconocerle que sabe mantener el interés. Para mí el valor de Crichton no es literario, es la capacidad para adoptar una postura ética ante diversas manifestaciones del mundo actual.

La primera novela que leí de él fue “La amenaza de Andrómeda” y me fue recomendada por un profesor del MIT con la excusa de que era la más amena explicación de lo que era la investigación operativa.

Me gustó el enfoque científico, el trabajo de un equipo multidisciplinar y la forma de abordar un problema crítico desde puntos de vista múltiples. Era racionalidad pura.

Luego vino “El hombre terminal”, dónde exponía los peligros de la investigación médica. Más tarde fue “Devoradores de cadáveres”, dónde me sorprendió con la descripción de una civilización árabe floreciente y un mundo nórdico tenebroso bien cercano a la oscuridad de los anillos. Me sorprendió el toque de humor en la bibliografía que decía había usado: uno de los libros fuente de datos, aseguraba, era el Necronomicón.

Más tarde leí su gran éxito, Parque Jurásico. Y dónde todo el mundo vio una superproducción –por cierto, mucho más pesimista la novela que el film- advertí el peligro de la ingeniería genética y su explotación por parte de las empresas privadas como fuente de enriquecimiento.

Sol Naciente –otra vez el cine haciendo de las suyas- lo ví como un aviso de los peligros del enriquecimiento sin esfuerzo. Crichton, en la novela, no es políticamente correcto. Retrata a los japoneses como miembros de una cultura racista y depredadora.

Congo de nuevo abunda en la codicia que es capaz de sacrificar cualquier cosa con el objeto de conseguir el enriquecimiento.

Otras obras suyas están más pensadas para ser convertidas en guión o, sencillamente, tratan de explotar el filón que su nombre supone en la cubierta de un libro. No voy a criticarle por eso. Todo se lo perdono por concebir una serie tan buena como “Urgencias” y descubrir para el mundo a George Cloony, de quien me declaro rendida admiradora (ahora estoy pirateando Syriana)

Están, claro, sus trabajos como director de cine. A mí me encanta “El gran asalto al tren”.

13 comentarios:

solodelibros dijo...

Aunque reconozco no poder con el tipo de libros que pergeña Crichton, sí que coincido contigo en un punto: las dos únicas novelas que he leído ("Congo" y "Parque Jurásico") eran mucho más oscuras y conseguidas que sus respectivas adaptaciones cinematográficas.

Francisco Ortiz dijo...

¿Y qué opinas de su último libro, sobre el cambio climático?

Alicia Liddell dijo...

Pues no lo he leído y supongo que tardaré en leerlo, con todo lo que tengo pendiente. Veré de hacerle un hueco estas vacaciones o aprovecharé algún viaje en tren.

Miguel Sanfeliu dijo...

Yo estoy en contra de esa relación que se mantiene entre best-seller y poca calidad.
Aquí, en España, y supongo que en otros países pasará lo mismo, el hecho de que sea una u otra la editorial que publique un libro, coloca a éste en una determinada situación de cara a los lectores.
Imagina por un momento a Crichton publicado por Anagrama y a Mankell, pongo por caso, publicado por Planeta o Plaza & Janés.

sfer dijo...

Acertado el comentario, kafka. Se me ocurren un montón de best-sellers alabados por la crítica. Por ejemplo, "el curioso incidente del perro a medianoche".

clara dijo...

Yo de Chrichton leí "Parque Jurasico" pero no me interesó porque parcecía prometer una profunidad que nunca llegaba a materializarse. Siempre te quedabas en asquas.Así que lo regalé y no volví a comprar nada de él. En cambio, el que me gustó tantísimo fue "El gran robo del tren", el libro. Está muy bien, y lo conservo.

manolotel dijo...

Yo he sido, durante una época, refractario a los best-sellers, de hecho solo he leido aquellos que previamente me habían recomendado (y más de uno defraudó mis expectativas) Del que citas tengo por aquí "Rescate en el tiempo" (también hubo pelicula, mala por cierto) y no compré Parque Jurásico porque casi opino lo mismo de las grandes superproducciones que de los best-sellers. Me pasa igual con otros autores de prestigio (un poco como lo que dices de Perez Reverte) que o se repiten o me agotan. Consecuencia de ésto último tengo una biblioteca de allá los dosmil títulos pero cada uno es de su padre y de su madre. Alguien en una ocasión me dijo que porqué no los ordenaba por tamaño y colores, en lugar de por generos, editoriales, autores etc bueno pero eso es ya por completo otra historia.

Portnoy dijo...

Coincido contigo, Chrichton no me parece tan malo. Alguien que es capaz de hacer una novela de aventuras empleando un recurso borgiano, como ocurre con Devoradores de cadáveres, debe ser tomado en cuenta.
Y no lo digo por decir, he leido todo lo que ha publicado, excepto la última.
En cuanto a lo que propone Kafka... en fin, Mankell es un autor de best-sellers, esté publicado en Anagrama o en Siruela. leí un aventura del inspector Wallander y no me interesó demasiado.
Walter Scott escribía best sellers... y Dumas, y Dickens, y Stevenson, y...
es decir, que best-seller no es sinónimo de baja calidad literaria.
Otra cosa es que nos engañen o sobrevaloren ciertas novelas, como ocurre con "El curioso incidente..."
Sánchez Piñol sería otro ejemplo: Perfectas historias de aventuras sin pretensiones literarias, vendidas como si el autor fuera el salvador de la literartura catalana.
De todas formas el término best-seller resulta bastante confuso e impreciso y además arrastra cierta carga peyorativa.
Propondría "literatura de evasión" pero habría que especificar.
Que a la Sra. Liddell o a mí, nos entretenga Chrichton no va más allá. Eso ganamos (diversión) y en todo caso lo único que perdemos es tiempo.
Un saludo

Xavie dijo...

Muy de acuerdo con Portnoy.

Y además, aunque no coincidamos en gustos, le alabo el valor de atreverse a ensalzar a Chrichton en su blog.

Con la de ínfulas literarias que tenemos algunos... :-D

Un saludo,

Laura Diaz dijo...

Carezco de prejuicios sobre los best sellers. Si el tema me atrae no tengo ningún problema en zambullirme en sus páginas, siempre que pueda quitarle el lugar a otros en "mis listas de espera". A Chrichton no le leído, por nada en particular.

Saludos

Portnoy dijo...

Gracias, Xavie, pero no ensalzo a Chrichton en mi blog. Me vengo al de la Sra Liddell ha hacerlo.
;)

Xavie dijo...

Ya, Portnoy

Es un problema de ambigüedad. El "su" de "su blog" se refería a Alicia. Por ahora (acabamos de conocernos, como quien dice) mantenemos la sana costumbre de hablarnos de usted.

Un saludo,

PD: Y sí, no está bonito hacer en la casa de los demás lo que no haríamos en la propia... :-D. Pero quien esté libre de pecado que arroje el primer texto.

Alicia Liddell dijo...

A mí, mientras no tiren colillas al suelo y suban los pies a las mesas, les dejo que campen a sus anchas.