lunes, septiembre 11, 2006

11-S: Llueve sobre Santiago


11 de septiembre, llueve sobre Santiago. Con la inestimable ayuda de la CIA, el ejército chileno dio un golpe de Estado que terminó con una democracia parlamentaria establecida desde 1932 e inició 16 años de una de las dictaduras más sanguinarias que se recuerdan.

Es prácticamente imposible evaluar los muertos/desaparecidos en aquel periodo.

Hoy, 33 años después, el principal responsable, sigue en libertad, y si la justicia no lo remedia, morirá en su cama de viejo.

8 comentarios:

Luis dijo...

Ese también fue un 11-S, y murió mucha más gente por lo sucedido en todo Chile en esas fechas que los que perdieron la vida en EE.UU (vaya mi solidaridad con todos sean de donde sean).

Lo que pasa es que siempre será más guapa la hija del alcalde que la hija del tonto del pueblo. Eso no se puede remediar aún.

Salud y paz.

Laura Diaz dijo...

Gracias Alicia por recordar el primer 11 S de la historia.

Un saludo

Luis Rivera dijo...

Alicia, la justicia suele remediar pocas cosas cuandoi se trata de dictadores. Otro se yo que murión en La Paz, que como nombre de Hospital es metafórico para lo que sucedió en él.

Miguel Sanfeliu dijo...

Otro 11-S aciago, desde luego.
Vaya fecha jodida.
Saludos.

pcbcarp dijo...

Estimada Sra Liddell:

Supongo que fue gracias a tan destacada actuación en defensa del mundo libre por lo que le dieron a Kissinger el premio Nobel de la Paz, ¿o no?

Alicia Liddell dijo...

Debía aparecer en la lista de méritos, sí.

Breo Tosar dijo...

Laura, el primer 11-S de la historia ocurrió el año 1714, con Felipe V.

Alicia, me sumo a tus críticas contra el hijo de puta de Pinochet. Todos los dictadores son unos hijos de puta, sin excepción. También el hijo de puta de Castro, que tiene esclavizada todo Cuba y va a morir en su cama, como el hijo de puta de Pinochet.

Fer dijo...

El primer 11-S de la Historia, si nos ponemos exquisitos, sucedió en la Edad Media, en un año desconocido, tras superarse la datación romana y adoptar los números árabes.
El 11-S de 1714 fue la fecha en la que, definitivamente, terminó la guerra de Sucesión. Felipe V tomó Barcelona -hasta entonces, partidaria del archiduque de Austria, no nos engañemos-, instaurando la monarquía borbónica sobre todo el país, con el ejemplo de los Decretos de Nueva Planta.
El 11-S de 1973 es infinitamente peor. Es peor por lo que supuso no ya para Chile, sino para Sudamérica, pues inauguró las llamadas dictaduras del Cono Sur. Muertos, represión, adiós a la libertad y hola al mangoneo del amigo americano.
Anteanoche estuve cenando con un amigo chileno y su hermano. Les comenté la ventaja que nos llevan a los españoles respecto al tratamiento del pasado. Aquí nadie metió mano a Franco, allí al menos se juzga a Pinochet. Lo condenen o no, lo juzgan. El paso ya está dado, como se dio en Argentina. Hablan del pasado para superarlo, para unir al país en pos del futuro.
Aquí, en cambio, nos seguimos (nos siguen, mejor dicho) echando la guerra en cara.
Gracias por recordar este 11-S, Alicia.