martes, septiembre 12, 2006

Copiar, plagiar, duplicar, piratear e intercontextualizar

Las noticias de prensa hoy se presentan chuscas. La señora Etxeberría –que comparte mi altar de proscritos susceptibles de ser vapuleados con otros impresentables que ya iré comentando- ha sido de nuevo acusada de plagio. Ella dice que “intercontextualización” que tiene zarandajas el término. Y van tres, que yo recuerde. Es que una vez que le cogen gustillo al copiar y pegar se hacen adictos.

Esto se enlaza, obviamente, con la pretensión de las gestoras de derechos de autor de subir el canon que grava los soportes digitales. Para entendernos: cedés y duvedés. Así que uno puede plagiar –espero que con castigo- siempre que el soporte sea tradicional, pero si duplica en soporte digital, paga y calla. Uno saquea la obra de otro y se pone a sí mismo como autor y tan ricamente. Uno duplica una obra de otro, que no se apropia de la autoría, fama y buen nombre, y lo más fino que le llaman es pirata. Que me lo explique la SGAE que para unas cosas tiene mucha labia y en otras calla cual persona de moral distraida.

En fin, esto del canon ya es como lo del tabaco, que se paga más en impuestos que en el bien en sí mismo. Cosas veredes.

Y tercero. Esto es lo mejor. Copio y pego la noticia que aparece en elpais.es

“Un fragmento de una película pornográfica se coló ayer en la sesión de apertura de un curso de ascenso a sargento en la Academia de Policía Local de la Comunidad. Una escena de sexo explícito entre dos adultos rubios fue lo primero que vieron los 120 aspirantes a sargento, que, a eso de las diez de la mañana, esperaban ver un vídeo sobre las actividades de la academia, según han confirmado asistentes y fuentes de la Consejería de Justicia e Interior del gobierno autónomo. Las imágenes pornográficas estaban albergadas en el ordenador del auditorio, que no está adscrito a ningún funcionario.”

La noticia sigue completa en el enlace.

14 comentarios:

solodelibros dijo...

Lo de la Etxeberría es tan repugnante como sus libros. Claro, si es que son suyos.
Si no, tal vez debería pagar mejor a sus negros, en lugar de copiar como una vulgar ladrona.
De todos modos, lo asombroso del asunto es que, cuando saque novela nueva, se venderá como rosquillas.

Luis dijo...

Lo de los guardias viendo porno es antológico. Por favor que asciendan por lo menos a general al que coló el vídeo.

Lo de Etxebarría es indigno y lamentable, pero como tiene quien la cubra, esperará a que pase la marea y todo se calme (nunca he leído nada suyo y hoy tengo menos ganas aún).

Lo del canon querida (si me permites que te llame así) poco te puedo decir que no haya publicado ya en mi blog. Odio a la SGAE (panda de "ladrones" que me hacen pagarles el sueldo (claro está no todo) por hacer copias de seguridad para datos de mi empresa), odio a Teddy Bautista y a Ramoncín por sus gilipolleces de que si les van a dejar sin trabajo.

Salud y paz.

Alicia Liddell dijo...

Le he leído, Luis. Yo me encuentro en una situación similar a la suya, aunque no tan cabreante.

Imagínese, cada vez que hay que mandar algo a imprimir -hecho con nuestro free hand, fotoshop, quark ... lo que sea- hay que pagarles POR NUESTRO TRABAJO. Pagamos por las copias de los dvd de producción propia, fotografías propias, textos propios, creatividades propias ... Para pagar a unos fulanos que ni a mí ni a la empresa para la que trabajo han hecho más que saquearnos.

Estoy encendida, ¿se me nota?

pcbcarp dijo...

Estimada Sra. Liddell:

Lo de Lucía Etxeberria me encanta porque intercontextualiza que es un primor. Sólo me permito un comentario: si una obra mía hubiera sido intercontextualizada por esa individua, me daría tanta vergüenza que todo el mundo se enterase de que escribo tales y tan tediosas chorradas que creo que ni la demandaría con tal de mantener el anonimato.

En cuanto a la SGAE, ellos no lo reconocen, pero están a las puertas de Stalingrado una vez que EMI ha decidido que la música de su repertorio se baje gratis y financiar los derechos con la publicidad.

Lo de los guardias... ¿qué voy a decir? me habría encantado estar allí.

Miguel Sanfeliu dijo...

Si vieron eso cuando esperaban ver "un vídeo sobre las actividades de la academia", supongo que más de uno se replantearía su futuro.

Un saludo.

Laura Diaz dijo...

Pregunto ¿copia trozos de novelas de otros?¿de dónde saca los pedazos que copia? ¿si el /la autor/a de esos pedazos que copia y pega no tiene registrada su obra ¿se puede hacer algo? Porque aquí, te embromaste.Más aún cuando te copia alguien como esa vendedora de novelas

Saludos

Laura Diaz dijo...

A partir del post me puse a buscar info sobre el plagio. Y encontré (qué ignorante yo) que la Etxeberría tiene un blog en el que incluso da consejos. Vaya, qué mujer polifacética,no?

Perdón por mi ironía, es que yo tampoco la soporto.

Saludos

PD.Regresó el chico de Sudamerica?Sano y salvo?

anilibis dijo...

Huy, huy, huy, aires candentes. A mí me gustó particularmente la historia del porno infiltrado. me da que fue una broma muy bien orquestrada.

Alicia Liddell dijo...

Laura: sí, el chico volvió sano y salvo pidiendo a gritos un plato de pescado.

Lo de la web dando consejos para plagiar no lo sabía. Esa sí que es una mujer comprometida con sus ideas, es una actitud irreprochable.

Pcb: de acuerdo con su apreciación. El autor plagiado se sentiría avergonzado.

Y lo de la SGAE se está ganando que un hacker se le meta en los programas de facturación y les mande a paseo la recaudación.

Kafka: Yo creo que si circula lo de las actividades de la Academia, la Municipal de Madrid va a tener avalancha de peticiones de ingreso.

pies diminutos dijo...

Pues apúntame al club de los anti-Etxeberría!!

Alvy Singer dijo...

Lucía Etxbarría, que mujer más intrascendente.

Alicia Liddell dijo...

Alvy, reconozco que me es imposible superar tan acertada definición.

Fer dijo...

Efectivamente, la Etxeberría es intrascendente, sempiterna aspirante a enfante terrible de nuestra literatura. A paseo la mandaba yo con sus tonterías, vamos.
A los de la SGAE les pondría una denuncia por impago de mis derechos. Sí, de mis derechos, porque cuando grabo un CD con mis fotos o mis relatos, pago su estúpido canon por una creación mía, propia.
En cuanto a lo de la peliculilla, no he reprimido la sonrisa ni la referencia a Loca Academia de Policía, en especial a la escena en la que se adentran en The Blue Oyster. Qué mítico...

PD: por cierto, ¿"Fedeguico" no ha presentado esta anécdota como prueba irrefutable del complot del PSOE con las fuerzas de seguridad en el 11-M? Es que ya está tardando, el mamón.

Alicia Liddell dijo...

Eso, usted de ideas.